La Ermita

En la siguiente imágen podemos ver la ermita de Nuestra Señora de Lantada, construída a mediados de los ochentas en el mismo emplazamiento en el que estaba la antigua ermita, es decir, a las afueras de Lantadilla siguiendo el curso del río Pisuerga.


Vista de Ermita nueva

La antigua ermita se terminó en 1888, y ha sido uno de los lugares más característicos y queridos de Lantadilla durante casi un siglo. En el momento de la construcción de la nueva ermita, no todas las opiniones fueron favorables a la demolición de la antigua por el valor sentimental que tenía para muchos, pero finalmente el proyecto salió adelante, ayudado en gran medida por la aportación económica de muchos de los hijos del pueblo. La demolición comenzó el 25 de Marzo de 1986. En la siguiente imagen vemos de un día de campo en la antigua ermita:


Antigua ermita

La antigua ermita tenía un estructura arquitectónica mucho más sencilla que la nueva. La antigua era de planta rectangular y una única altura, mientras que la nueva tiene planta en forma de cruz con un campanario adosado a la nave de la entrada. En los siguentes dibujos se pueden apreciar las diferencias entre ambos edificios:


Ermita de 1888
 
Ermita de 1987


La nueva ermita estaba levantada el 24 de Septiembre de ese mismo 1986, y su inauguración tuvo lugar el 9 de Agosto de 1987, fecha que se conmemora cada año con una paellada a orillas del Pisuerga compartida por habitantes y veraneantes de Lantadilla. En esta ermita se venera a Nuestra Señora de Lantada, patrona del pueblo.

 


El 24 de Junio de cada año, festividad de San Juan, se celebra en la ermita la fiesta de la pajarita. En ella, los miembros de la Cofradía de la Virgen de Lantada celebran su fiesta, en la que se regala a sus miembros más jóvenes un dulce conocido por su forma como pajarita. La celebración incluye un acto religioso, música, baile y sobre todo confraternización, como se ve en la siguiente imagen: