El Canal del Pisuerga

      El Canal del Pisuega atraviesa el término municipal de Lantadilla diagonálmente de Nordeste a Suroeste, con una distancia total de 6800 metros, 409 de los cuales corresponden al tramo subterraneo que atraviesa el casco urbano del pueblo, con una sección en herradura de 2,5 metros de altura y una anchura máxima de 3 metros. Popularmente se le conoce como "la acequia".

 


 

      El Canal del Pisuerga nace a unos 3 Kilómetros aguas abajo de Herrera del Pisuerga, en la presa de San Andrés, tomando sus aguas del río Pisuerga. Muere en el término municipal de Amusco, uníendose al río Ucieza, después de haber recorrido 69,364 Kilómetros y habiendo salvado un desnivel de 72 metros. Su finalidad principal es la de proveer agua para el riego a un total de unas 8650 hectáreas aproximádamente, aunque puede llegar a hacerlo hasta a 15000. En la próxima foto vemos la llegada del Canal al pueblo y su entrada en el tramo subterráneo que lo atraviesa.

 


 

      El primer proyecto de construcción del Canal se remonta al 22 de Mayo de 1922, aunque se pueden distinguir varias etapas hasta su finalización. Antes de la Guerra se llevaron a cabo los dos primeros tramos, los que abarcan de Herrera a Naveros. La Guerra Civil paró las obras, que no se reanudarían hasta el 13 de Dicienbre de 1945. Desde entonces y hasta Marzo de 1966 se construyeron el resto de los tramos hasta completar los 10 de los que consta actualmente. La obra se dio por finalizada oficialmente el 25 de Junio de 1973.

      Por lo que respecta a Lantadilla, la adjudicación de la obra tuvo lugar en Marzo de 1953, comenzando las obras en Junio de ese mismo año. Su finalización estaba programada para Diciembre de 1959, aunque finalmente se terminó en Noviembre de 1961, dándose la aprobación oficial en Mayo de 1962. En la foto se ve el pueblo de Lantadilla mientras se aleja el Canal del Pisuerga.

 


 

      El Canal del Pisuerga tiene a lo largo de su recorrido 6 tramos subterraneos, siendo el que pasa por debajo del nucleo urbano de Lantadilla uno de los más largos con sus 409 metros. El Canal tiene que salvar también a lo largo de su trayecto numerosas dificultades geográficas como carreteras, ríos, caminos, etc..., siendo la más importante la del sifón para salvar el río Vallarna, en el término municipal de Lantadilla, con 568 metros de largo, 20 de profundidad y 2,5 de diámetro. El sifón en Lantadilla tiene su propia "historia", siendo famoso por ser el lugar donde solía aparecer la gente que era arrastrada por la corriente del agua.

 


 

      El recorrido del Canal por el término municipal de Lantadilla abarca los tramos 5 y 6, con 6800 metros. Riega 460 hectáreas de 310 propietarios, siendo así el pueblo con mayor número de regantes de todo su recorrido. En su paso por el nucleo urbano se plantearon 3 posibles alternativas: la primera, hacer un túnel por debajo del pueblo; la segunda, hacer otro túnel más largo que fuese alrededor de la población, por la eras y las carreteras de Osornillo y Frómista; y la tercera, hacer un canal colgante que fuese paralelo al Pisuerga por detrás de la Iglesia y las casas. Se eligió la primera opción por ser la más barata y no causar excesivos transtornos a los habitantes del pueblo. Así, el Canal atraviesa subterráneamente el pueblo por debajo de la calle Santa María.